Archivo de la categoría: Opinión

Buena mar y buenos vientos: una carta a mis amigos


Muchos de los tatuajes que nos hacemos son en honor a alguien, para conservar un recuerdo de un ser querido, para manifestar una forma de pensar, porque algo nos gustaba o porque esos diseños nos ayudan a sentirnos mejor.

barco

Y de este último tipo, es mi último tatuaje. No me lo hice por nadie ni para nadie. O bueno, tal vez sí: me lo hice para mí. No era mi mejor momento y quería algo que representará eso, algo que mirará y me hiciera recordar que con ganas y actitud se sale adelante y se consigue lo que uno quiere. En definitiva era un tatuaje para tener mejores días y estar más tranquilo conmigo mismo.

Pero nada de eso hubiera sido posible si no fuera por mis amigos que me rodearon y me acompañaron todo el tiempo, aunque yo por muchos años no lo hice. No tengo que decir sus nombres, pues ellos saben perfectamente quiénes son. A algunos de ellos los conozco desde que éramos niños, y aunque por unos años no estuve tan cerca de ellos como debería haberlo hecho, no me dieron la espalda. A otros los conocí en la universidad y aunque no estudiamos juntos o no éramos del mismo semestre siempre dijeron presente. A otros solo los he visto una vez en mi vida, pero eso ha sido suficiente para demostrarme que no es necesario verse todos los días para ser un gran amigo y que la distancia muchas veces tampoco importa. A otros no los escogí como amigos, simplemente me tocó tenerlos como hermanos, pero nadie mejor que ellos para cumplir ese papel.

Por eso y mucho más, GRACIAS

Lo nuevo de Tatuajes y Periodismo


Durante un poco más de un año, he visto crecer este proyecto que empezó en una clase de periodismo digital de la Pontificia Universidad Javeriana (Bogotá, Colombia). Por aquí he publicado, noticias, imágenes, consejos o le he dado un espacio a algunos de ustedes para escribir sus propias historias. También son varios los que acuden a mi blog para hacerme una u otra consulta respecto a los tatuajes.

Y ha sido precisamente gracias a ustedes, mis lectores, que este blog ha ido creciendo con el paso de los días por lo que les quiero contar que a partir de ahora estaré escribiendo en la comunidad de blogueros de Eltiempo.com, uno de los principales diarios nacionales de Colombia.

Lo anterior no quiere decir que vaya a abandonar este blog, pero sí que publicaré con menos frecuencia, por lo cual los invito a todos ustedes a seguir mis nuevas columnas todos los viernes en este link: http://www.eltiempo.com/blogs/tatuajes_y_periodismo/

Una vez más, gracias y espero verlos en mi nuevo proyecto.

Ricardo Durán Vergara / @ricardoduranv

El presidente tatuado


En República Checa iniciaron las elecciones presidenciales, para remplazar a Vaclav Klaus, quien ha ocupado ese cargo desde 2003. Y quien ha llamado la atención es Vladimir Franz por ser un candidato “fuera de lo común”.

Por: Ricardo Durán/@ricardoduran

Franz, es un famoso pintor y músico checo, pero ahora quiere convertirse en Presidente de la República Checa y ser el primer presidente en tener tatuajes en el 90% de su cuerpo. Para ello, debe recoger 50 mil firmas y así poder participar en las elecciones como candidato independiente.

Tiene tatuada toda la cara, los brazos y hasta las manos. Y seguramente por esta característica no logrará obtener las firmas necesarias para participar en la contienda electoral. Y de conseguirlo quizá no obtenga los votos necesarios para ser el próximo presidente de su país. No porque no sea capaz de hacerlo, sino porque no es un secreto que la apariencia pesa mucho para ciertos cargos y sobre todo para un cargo tan importante como presidente de su país, como lo han manifestado diversos medios de Republica Checa.

Según varios periódicos como La Republica, The Prague Daily o The Daily Mail, la tarea de Franz no es sencilla. Pues debe convencer a los ciudadanos que sus tatuajes no deben importar, sino que lo juzguen por su capacidad para gobernar. Sin embargo, en la primera semana consiguió 8 mil firmas y su perfil en Facebook cada vez ganas más adeptos.

Y a decir verdad, sería injusto que lo rechazaran solo por su imagen no convencional antes de escuchar lo que tiene que decir. Lo que no todos saben de Franz es que se graduó de la universidad de leyes y tiene un doctorado en esta materia.

Otras personas con menor preparación han participado para cargos políticos en sus países como sucede con Shevchenko, ex jugador de fútbol quien afirmó que se iba a meter en la política de Ucrania y quien está participando en la campaña de las elecciones legislativas. O como sucede a menudo con nuestro país donde actores y actrices se lanzan a diferentes candidaturas para alcaldías, senado o cámara.

Yo no me fijaría tanto en su apariencia y sí lo haría más en sus capacidades. Así como el mismo Franz afirmó “Esta es una muestra de expandir nuestro horizonte a la tolerancia. Es casi como un color de piel que yo he escogido voluntariamente”.

Pablo Escobar, el patrón del mal


Por: Ricardo Durán Vergara / @ricardoduranv

“Escobar, el patrón del mal”, es una serie de televisión producida por Caracol Televisión. Si bien, Caracol afirma que su objetivo es contar la historia del “capo de los capos” para que los colombianos la conozcan y así no repetirla, en ciertos sectores creo que sucede el efecto contrario.

En vez de crear conciencia y que los televidentes conozcan a Pablo Escobar y todo lo que tuvo que ver con la vida de esta narcotraficante, que sin duda cambió muchos aspectos de la vida nacional, política y hasta periodística del país, ha producido cierto efecto de admiración por este personaje.

Prueba suficiente de ello, es este tatuaje que se hizo algún idiota en Bogotá Tattoo. Y digámoslo, no le veo ninguna responsabilidad al tatuador que aceptó hacer este trabajo. Al fin y al cabo a él le pagan por tatuar lo que sus clientes le piden, y de algo tiene que comer. Con lo anterior, tampoco quiero justificarlo.

No hace falta recordar cómo Pablo Escobar y todos los cárteles de la droga permearon a nuestra sociedad e instauraron el pensamiento de la plata fácil. Sobre todo en las generaciones jóvenes. Tampoco considero que sea necesario reconstruir la manera en que el narcotráfico está al interior de la política en nuestro país, desde Escobar hasta hoy día. Es más que visible y obvio lo que está sucediendo.

Lo que sí me parece indignante es cómo alguien es capaz de hacerse un tatuaje del rostro de Pablo Escobar. Primero, ese tatuaje lo va tener de por vida. Y segundo, ¿será esa persona consciente de lo que ese tatuaje para la historia de nuestro país? ¿Entenderá el dolor que su tatuaje, en honor a este hijueputa, porque eso fue Pablo Escobar, puede producir en miles de personas? No lo creo.

Solo espero, que este sujeto algún día entienda que lo que tiene en su piel no debe ser algo de orgullo y ojalá algún día se arrepienta. O quizás, eso nunca vaya a suceder, pues alguien que se hace ese tipo de tatuajes no creo que tenga la suficiente inteligencia como para que llegue el momento en que pueda entender lo que está haciendo.

*La imagen fue tomada de la página de Facebook oficial de Bogotá Tattoo.

A %d blogueros les gusta esto: